Semanario El Mauco

El preparador físico que hace sus primeras armas en la elite del básquetbol nacional

Valora este artículo
(0 votos)

Luego de años impartiendo clases, debido a su destacado rendimiento académico, el curacavinano Francisco Silva Olivares necesitaba llevar sus conocimientos a la práctica y ahora está en uno de los punteros de la Liga Nacional de Básquetbol.

Francisco Silva Olivares reconoce que no fue un alumno de primeros lugares en la enseñanza básica o media en Curacaví. Pero sus calificaciones más destacadas fueron en las aulas de la Universidad Viña del Mar, mientras estudiaba Educación Física.

“Terminé con distinción máxima en la universidad. Eso me permitió a conocer a profesores e hice un Magister en entrenamiento deportivo”, inicia la conversación con “El Mauco” en la que cada respuesta tiene conceptos claros sobre su especialidad.

Con mucho esfuerzo sacó la tarea adelante y en la complementaba con algunos trabajos para juntar dinero. “Fue un muchacho trabajador y responsable”, señala Gonzalo Cisternas del “Lukas Restaurant”, lugar donde Silva trabajó un tiempo.

Dada su capacidad de aprendizaje y a pesar de su juventud –hoy tiene 29 años- hizo clases en Universidad Viña del Mar, Las Américas, San Sebastián y en el DUOC, en las cátedras de fisiología en ejercicio. Pero necesitaba hacer un cambio: “En el 2015 terminé el magister y sentía un desgaste por hacer clases. En teoría sabía muchas cosas, pero necesitaba llevar mis conocimientos a la práctica”, admite Silva.

Un amigo le dijo que necesitaban un preparador físico en el equipo de básquetbol del Colegio Los Leones. Fue a la entrevista con Claudio Jorquera, DT del equipo, en búsqueda de una oportunidad en la alta competencia.

Dentro de la conversación intercambiaron conceptos y uno de los aspectos llamativos fue su sinceridad, ya que confesó al coach del equipo de su inexperiencia en este puesto. “Trabajé en taekwondo y en un gimnasio, pero no en el alto rendimiento. No sacaba nada con mentir con algunos métodos, si después no lo iba a llevar a la realidad”, fue su confesión. Añadió que “sé que hay nuevas ramas en el trabajo físico, aunque soy de trabajar más de forma tradicional, respetando escuelas clásicas de entrenamientos”.

15 días después, el curacavinano recibió una nueva llamada del entrenador de Los Leones. “Cuando me dijo que era el elegido, tuve que viajar de inmediato con el plantel a un partido en Libcentro”, comenta, sorprendido por la determinación.

Sobre sus primeros días en el equipo felino, dijo que “al primer mes ya estaba acoplado a las exigencias. Uno de los aspectos claves ha sido conversar con los jugadores sobre los ejercicios, el cual deben ser de diversas formas. Sabía cómo hacer un calentamiento, pero hacerlo a diez o doce basquetbolistas era algo nuevo para mí. Lo bueno es que a tres jugadores les había hecho clases, por lo que me acogieron bien”.

Además de realizar el trabajo físico de los jugadores, Silva se ha convertido en un nexo entre el entrenador y los jugadores.

Francisco Silva Olivares admite que trabajar en uno de los equipos más importantes en el baloncesto nacional es “un paso para seguir trabajando con algo relacionado con el deporte. Pero no lo considero como el tope de mi carrera”. 

DOS TÍTULOS

El año 2016 en el equipo de la Quinta Región ha sido exitoso ya que han conseguido los títulos de Libcentro y la Copa Chile. Y ahora se encuentran en el primer lugar en la Conferencia Norte de la Liga Nacional de Básquetbol, en la que esperan también conseguir el título. “Es un objetivo que hemos planteado. Si no salimos campeones, lo consideramos como un fracaso”, sentencia el curacavinano.

No ha sido sencilla la labor, ya que la competencia contemplaba partidos tres veces a la semana y a veces como viajes extensos en la que el PF debe estudiar bien para que los jugadores estén aptos físicamente en cada partido. “Uno planifica a través de microciclos estructurados. En cada entrenamiento voy ordenando las cargas de trabajo dependiendo de las exigencias del rival. La planificación es fundamental para el equipo”.

Con varias ideas en su mente, el joven de la Villa El Sol no descarta hacer algo por el deporte de Curacaví. “Una de las ideas es apoyar desde mi experiencia con algún deporte colectivo. Uno siempre quisiera hacer algo en mi comuna”, es su deseo.

Modificado por última vez en

6 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Semanario el Mauco, Melocotón 1812, Villa Padre Hurtado Curacaví - F: 56(2) 28359670 / (2) 28351701- Diseño Web KaZeta

Arriba Versión Desktop