Semanario El Mauco

Suspensión a Lolenco marca el cierre de la liguilla Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

La sanción a sus tres series se debió a los hechos ocurridos tras el encuentro en la primera adulta, tras la derrota frente a Santa Emilia, luego que el árbitro Juan Godoy fuera agredido por personas vinculadas al club, debiendo arrancar saltando la reja. 

El martes 8 de noviembre, antes del inicio de la preliguilla, el presidente de la Asociación Rural, Vladimir Rojas, alzó la voz en la reunión de delegados: “El club que comenta un acto de violencia, será expulsado de la liguilla”, fue el mensaje.

Esa advertencia tuvo su capítulo esta semana, en la que Lolenco fue sancionando con la expulsión de la liguilla con sus tres series (era el único equipo que las tenía). Los hechos que derivaron en la medida ocurrieron apenas terminado el duelo de la primera serie frente a Unión Santa Emilia, en la que perdió por la cuenta mínima. Considerando que era un duelo clave en la lucha por el título, la derrota afecto al interior del plantel rojo, quienes emprendieron en contra del árbitro Juan Godoy como el responsable del resultado adverso.

A diferencia de otros casos de similares características ocurridos este año, el informe del juez fue categórico: acusó al técnico lolenquino Mario Villagrán de agresión con un empujón; a otro seguidor con un puntapié en los tobillos; como también de invasión de cancha por parte de numerosas personas del equipo rojo. Añade que tuvo que salir arrancando saltando la reja, dirigiéndose hacia la calle debido al temor de sufrir más agresiones.

Esos datos más otros antecedentes recabados en las últimas horas fueron suficientes para que el directorio de la Asociación Rural tomara la medida. “Fueron lapidarios los informes. Son algunas personas que se ofuscaron y provocaron este lamentable hecho”, reconoció el presidente de la AFRC, Vladimir Rojas. 

SE INTENTÓ REVERTIR

La decisión tomó por sorpresa a todos. En Lolenco reconocen que no esperaban esta determinación y lo hizo saber el propio Villagrán en las redes sociales, apuntando al juez Godoy de provocar el hecho. “Recibí un insulto y claras muestras de prepotencia por parte del árbitro. Nunca lo agredí como aparece en el informe”, se defiende el lolenquino en un extracto.

Mientras que los algunos clubes presentes en reunión trataron de persuadir al directorio para que reconsiderara la medida. La idea era sólo sancionar a los responsables de las agresiones, dejando sin efecto la medida contra de la institución, aduciendo que la ausencia de Lolenco en la fecha final de la liguilla podría causar perjuicios deportivos y económicos.

No obstante, el directorio no se movió de su determinación. “Muchos nos han criticado que no tenemos mano dura y que hemos dejado pasar cosas. Nos duele porque perjudican a series que no corresponden, pero se tenía hacer”, argumentó Rojas.

Por su parte, Villagrán, que también juega al arco en los seniors 35, también apuntó sus dardos al directorio de la Asociación Rural, en la que sostiene que “el hecho fue puntual y que no estaban involucrado las barras, por lo que la sanción al club es injusta”. El arquero y DT fue suspendido por dos años.

5 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Semanario el Mauco, Melocotón 1812, Villa Padre Hurtado Curacaví - F: 56(2) 28359670 / (2) 28351701- Diseño Web KaZeta

Arriba Versión Desktop